LOS CÓMICS DEL BARÓN ROJO

LOS CÓMICS DEL BARÓN ROJO

CPara todos es evidente la cercana conexión que hay entre el mundo de los cómics y el del rock. Canciones dedicadas a personajes, dibujantes que ilustran portadas de discos, incluso músicos que se atreven a sacar historietas protagonizadas por ellos mismos. Hablar de todo ello exigiría un libro entero, y quizá de varios tomos. Esta vez vamos a hablar sólo del caso de Barón Rojo.

Lo que vamos a contar puede resultar poco interesante para los lectores habituales de cómics, porque leerán cosas que quizá en mayor o menor medida ya conocen. Como sabemos, la canción que da nombre a la banda dice así: “de héroe nacional, pasaste a ser, cómic en papel“. Sin embargo, el 95% de los fans del grupo no tienen ni idea de que estos cómics realmente existen. Ni siquiera sus propios músicos. Cuando se les ha preguntado el motivo de escoger este nombre, siempre han contestado que fue elegido casi al azar. Les gustaron los valores de nobleza y heroísmo asociados al célebre piloto, y eso fue todo. Aunque por la letra de esta canción está claro que suponían su existencia, nunca habían leído un tebeo del Barón Rojo. Pero los hay, y vamos a hablar de ellos.

La editorial que más ha publicado las aventuras del famoso guerrero es DC. Lo llamativo del asunto es que no le llaman con su propio nombre, sino como As Enemigo (Enemy Ace, en inglés). Evidentemente, “enemigo” porque en la Gran Guerra alemanes y norteamericanos estuvieron en bandos distintos. Pero esta explicación nos parece incompleta. Más bien pensamos que la editorial de Superman y compañía no quiso utilizar el auténtico nombre ni el apodo del soldado para evitar reclamaciones monetarias de sus posibles herederos. O quizá para gozar de una mayor libertad creativa, sin tener que ceñirse a las limitaciones de la historia real.

Sea como fuere, el personaje debutó en el número 151 de la serie “Our Army At War“, en 1965. Las revistas dedicadas a temas bélicos debían de estar muy de moda entonces, porque nuestro aviador a lo largo de los años 60 y 70 pasó por unas cuantas: “Showcase“, “Star Spangled War Stories“, “Men Of War“, y “The Unkown Soldier“. Sus creadores fueron Bob Kanigher y el gran Joe Kubert. Por parte del guionista, el logro fue hacer ver la guerra desde el punto de vista del bando contrario. En vez de un demonio, el “malo” resultaba ser un hombre valeroso y honorable, que vivía atormentado por todas las muertes que ocasionaba en el cumplimiento de su deber. Y a esto se unía la amargura de ver cómo sus camaradas iban muriendo a su alrededor. Estas reflexiones sobre lo absurdo e injusto de las guerras no debían ser muy comunes en aquellas épocas de ultranacionalismo. Y encaja perfectamente con la letra de la canción que antes decíamos: “Barón, héroe de cuento, triste y solitario, surcando el cielo“. En cuanto a Joe Kubert, ¿qué podemos decir de este genio de los lápices?

Curiosamente, al principio todos los aviones de la escuadrilla del Barón eran iguales. Suponemos que se fue documentando con el paso del tiempo, porque después el Fokker triplano rojo del aristócrata es el único que aparece, el resto de aeronaves alemanas son distintas, resultando así más acorde con la historia real. Para disimular, al Barón le llamaban Hans Von Hammer, cuando todos sabemos que el nombre del auténtico era Manfred Von Richthofen. Amigos y enemigos también apodan a Hans como “El Martillo del Infierno“.En España se ha publicado mucho material del As Enemigo, pero siempre con mucho retraso. En 1984, casi 20 años después de su creación, Toutain edita un álbum recopilatorio en blanco y negro con unas cuantas aventuras, y sin reparos lo titula “El Barón Rojo“. No fue lo único que Toutain sacó de DC en aquélla época, poco antes publicó otro tomo muy similar deLa Cosa del Pantano. Más fiel con la edición original en color es un solitario cuaderno que publica Zinco en Diciembre de 1991, en el número 13 de la colección “Clásicos DC“. Algunas historias también habían salido en el álbum de Toutain. Ese mismo mes Zinco además pone a la venta la novela gráfica “El As Enemigo. Amor De Guerra“. Escrita e ilustrada por un tal George Pratt, sitúa el argumento en 1969, con Von Hammer en un sanatorio a los 73 años, recordando su juventud. Un año antes, en el segundo volumen del recopilatorio de historias navideñas “Christmas Con Los Super-Heroes“, también de Zinco, apareció una historieta corta con guión y dibujos de John Byrneprotagonizada por nuestro personaje. Un tanto rara porque es muda, sin diálogos. Curiosamente, en otra aventura del mismo cuaderno venía la única aparición de Supergirl como fantasma, pues desde 1985 a 2004 estuvo muerta. Nadie explicó cómo volvió milagrosamente a la vida, pero eso es otra historia que a los fans de Barón no nos atañe.

De todo lo que hemos podido leer, queda claro que el As Enemigo nace en 1896, cuatro años más tarde que su alter ego histórico. Al empezar la guerra en el 14, Manfred tenía 22 años mientras su contrapartida comiquera, 18. Extraño, porque en los dibujos de Kubert no parece tan joven. Es superfluo recordar que el auténtico Barón murió en 1918 unos meses antes del final de la contienda, con lo cual es de suponer que en DC querían desvincular por completo a Hans del aviador en el que está inspirado. Otra importante diferencia es que la familia de Von Hammer es más reducida, sólo tiene una hermana, Ingrid. Manfred tuvo más hermanos, y uno de ellos, Lothar fue también compañero de armas, volando en su misma escuadrilla en un avión amarillo. Si Manfred se quedó la fama y la gloria, Lothar, tan gran piloto y luchador como su hermano, se llevó algo mucho mejor, la vida, pues consiguió conservarla hasta el final de la guerra. Ironías del destino, tuvo la mala pata de morir en 1922 precisamente en accidente aéreo, dado que siguió trabajando de piloto en la aviación civil. La saga de pilotos de la familia Von Richthofen no terminó allí, aunque hubiera sido lo mejor. Lamentablemente Wolfran, primo de Manfred y Lothar, fue el máximo responsable de la Legión Cóndor en la guerra civil española, y quien dirigió el abominable bombardeo de Guernica bajo las instrucciones de Franco.Volviendo con Hans, aunque con el paso de los años (y las décadas) las series sobre guerra fueron desapareciendo del panorama, algo tendrá este personaje que siempre termina regresando. Cuando estaba prácticamente en el olvido, fue recuperado para una nueva miniserie, esta vez situada en la Segunda Guerra Mundial. En 1942, después de mucho tiempo retirado en su castillo, le convencen para volver al servicio. Si unos años antes le parecía espantoso el salvajismo de la guerra en la que participaba, lo que ve ahora lo supera todo. A medida que van avanzando el tiempo y el conflicto bélico, se da cuenta de que está en el bando equivocado. Más aún después de caer derribado cerca de un campo de concentración nazi y ver personalmente las monstruosidades del régimen. Termina destruyendo los pocos aviones que le quedan y entregándose al famoso Sargento Rock. Al principio de la historia hay una alusión directa al difunto Von Richthofen, ya no hay duda de que son dos personas distintas. Con la “casual” coincidencia de que tuvieron un número similar de victorias (80 Manfred, 100 Hans) y pilotaron dos aparatos idénticos. Los cuatro números fueron recopilados en un único álbum en titulado “El As Enemigo. Guerra En El Cielo“, y existen en España dos ediciones, la de Norma y la de Planeta. La más recomendable, puesto que tiene un formato mayor, es la de Norma, y aunque se publicó en 2003 es fácil de encontrar.

Sin embargo, Von Hammer tuvo su última aventura después de muerto, ayudando desde el otro mundo a nada menos que Batman,quien se ve obligado a pilotar un vetusto aparato de la Primera Guerra Mundial. Persigue a un asesino que se cree descendiente del As Enemigo, y se sorprende a sí mismo con la pericia con la que maneja el frágil avión. “No es posible que consiga estas acrobacias”. ¡Es como si alguien me estuviese ayudando!”, piensa Bruce Wayne mientras en la misma viñeta aparece superpuesta la cara de Hans. La historia, que data de 1970 y fue publicada originalmente en el nº 404 de Detective Comics, tiene por autores a dos pesos pesados como Denny O´Neil y Neal Adams. Apareció en España gracias a Editorial Valenciana en un cuaderno gigante dedicado a Batman que salió en 1976..

Volviendo con “Guerra En El Cielo“, suponemos que tuvo una buena acogida, porque pocos años después todas las historias de los años 60 y 70 del As Enemigo fueron recopiladas por DC en un grueso tomo con más de 500 páginas. No faltaron en dicho volumen las mismas aventuras que sacaron Norma y Zinco. Incluso la aventura póstuma con Batman. Y con unos cuidados créditos, indicando la serie de procedencia, fecha y autores de todas las historias. El fallo es que este súper tomo era de tamaño reducido y en blanco y negro, perdiendo gran parte del encanto original. Su título original fue “Showcase Presents: Enemy Ace Volume One” y se publicó en 2008. Un año después Planeta editaría una versión en castellano, con la denominación “Showcase Presenta As Enemigo“. Viendo cómo Von Hammer sobrevive al paso del tiempo, no es de extrañar que en el futuro vuelvan a aparecer nuevas historias, pudiendo ir hacia adelante o hacia atrás en el transcurso de su ficticia vida. Siempre que los superhéroes de la casa protagonizan aventuras con anomalías temporales, se le suele ver haciendo cameos. Por dar un par de ejemplos, tuvo brevísimas apariciones en la mil veces reeditada “Crisis En Tierras Infinitas” y en la segunda parte de la miniserie “El Clavo“. La historia en la que ha tenido más protagonismo de forma reciente fue junto al viajero del tiempo Booster Gold en 2009, en el número 16de su serie americana. También fue publicada por Planeta unos meses después, en el nº 6 de la versión homónima en castellano.

En todo momento nos hemos referido al personaje más longevo y que más historias ha protagonizado homenajeando a la leyenda del Barón Rojo. Sin duda hay más, pero conocemos muy pocos. Por ejemplo, entre la línea de cómics eróticos que editó Zinco en los 80, hubo una publicación llamada escuetamente “Guerra“. En dicha revista apareció una serie denominada “El Barón Rojo” ambientada en la Segunda Guerra Mundial y protagonizada por Klaus Von Richthofen, hijo del legendario aviador. La invención es total, puesto que no tenemos noticia de que el auténtico Manfred llegara a tener hijos antes de morir. No sabemos cuántos números se llegaron a publicar ni nos importa, pues algo tan lamentable apenas merece ser mencionado. Otra conexión del Barón Rojo con el mundo de la historieta fue Snoopy. Durante una temporada, soñaba con ser piloto y luchar contra el famoso aristócrata.

Hasta ahora hemos hablado de personajes inspirados en la figura de Von Richtofen. Pero no podemos olvidar que también hay cómics protagonizados por él mismo. Muy recientemente se publicó en Francia una trilogía de álbumes escritos por Pierre Veys y dibujados de forma muy realista por el español Carlos Puerta. En tiempo récord han sido editados en España por Norma y también recopilados después en un tomo único. Bajo la denominación “Barón Rojo“, los tres episodios se subtitulan: “El baile de las ametralladoras“, “Lluvia se sangre” y “Torreones y Dragones“. Pese a su calidad e interés, no se trata exactamente una narración histórica dado que tiene muchos elementos de ficción.

En los dibujos animados los ejemplos son casi incontables. Scooby DooSpidermanBugs Bunny o Risitas, en inglés Mumbly (a veces confundido con Patán-Muttley por su gran semejanza física), se enfrentaron con enemigos inspirados con más o menos descaro en la figura de Manfred. ¿Y quién no recuerda al Barón Hans Fritz, y su Stuka Rakuda en la serie “Los Autos Locos“?

Para finalizar, una idea dirigida a Carlos y Armando. ¿No estaría bien poner como portada de alguno de los futuros discos una ilustración del As Enemigo?

Por: Nacho Jordán
REVIRADIO 24HORAS DE ROCK
ÚLTIMAS NOVEDADES
ÚLTIMOS TWEETS
Tags:


Esto son las cookies colega, las usamos para que tengas la mejor experiencia de usuario. Pirata, si sigues navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies